MES para todos

A la hora de realizar proyectos para empresas manufactureras hay una palabra que se ha puesto de moda a lo largo de los años, los sistemas de ejecución de fabricación, también conocidos como MES. Pero ¿Qué es MES? Para entenderlo, primero debemos saber qué es ISA 95. Es un estándar internacional que indica cuatro niveles de acción cuando hablamos de manufactura, estos niveles se describen en la siguiente figura:

La parte de MES está ubicada en el tercer nivel de la pirámide, estos sistemas están destinados a ayudar a los operadores, supervisores y gerentes de planta a realizar sus trabajos diarios, reduciendo así el tiempo que tienen que dedicar a tareas sin valor que pueden automatizarse. Generando la oportunidad de concentrar su tiempo en las tareas que son realmente importantes para incrementar los ingresos de la planta.

Estas son algunas de las funcionalidades más relevantes que tiene un sistema MES:

1. Integración con la planificación de los recursos empresariales (ERP):

Por lo general, las empresas cuentan con sistemas para realizar las tareas administrativas como: creación de pedidos, facturación, formulación, logística de transporte, entre otros. Debido a la complejidad de estas tareas, los sistemas ERP suelen ser muy costosos y requieren una formación larga e intensiva para adaptar a los usuarios a las herramientas y que las utilicen correctamente.

Es muy común escuchar que una empresa tiene sus ERP ubicados en las oficinas centrales, las cuales no siempre están ubicadas en su planta, entonces ¿Qué pasa con dicha planta? Los MES están destinados a llenar este vacío, actuando como un puente entre la planta y las oficinas centrales, hablando directamente con el ERP y evitando que los trabajadores de la planta envíen su información por correo electrónico, teléfono o cualquier otro medio de comunicación. Con esta integración, se mejorará enormemente la capacidad de tomar mejores decisiones y la planificación del personal administrativo, ya que contarán con datos confiables actualizados constantemente a medida que la planta funcione.

2. Integración con sistemas de control de procesos (PCS):

También es común encontrar plantas que cuentan con una gran cantidad de sistemas de control de diferentes proveedores e incluso distintas versiones dentro de un mismo proveedor. Debido a esta naturaleza, muchas veces los sistemas no se comunican entre sí y los operadores deben ingresar manualmente la información de un sistema a otro. En esta área, un sistema MES trabaja como un orquestador, comunicandose con todos los sistemas de control, obteniendo y enviando información a lo largo del proceso. Proporcionando a los operadores la capacidad de trabajar solo con MES evitando así el uso de PCS.

3. Usabilidad:

Como operador, lo último que se necesita son sistemas difíciles de aprender o usar. Por lo que, un impulsor fundamental en un sistema MES para que sea fácil de usar, es automatizar la mayoría de acciones, como por ejemplo: extraer datos de otros sistemas y calcular valores de fórmulas. Por lo tanto, el operador solo necesita pasar unos minutos en cada actividad y luego el sistema lo manejará en segundo plano.

4. Disponibilidad fuera de línea:

Por lo general, las plantas están ubicadas lejos de una conexión a Internet confiable; debido a estas limitaciones, también es un factor clave que un MES pueda operar fuera de línea en caso de que la red no esté disponible en un momento dado. Pues la planta necesita seguir funcionando incluso si hay cortes de internet, por lo que es común que un MES tenga implementadas colas para la conexión con sistemas externos como los ERPs.

5. Estandarización de procesos:

Los MES están destinados a estandarizar los procesos en la planta de producción, al brindarle a los operadores el paso a paso para ejecutar cualquier proceso, evitando que realicen acciones en un orden diferente al que la empresa desea. De esta manera, la compañía puede asegurarse de que todos los operadores ejecuten los procesos de la misma manera en todas sus instalaciones.

Los MES están destinados a estandarizar los procesos en la planta de producción, al brindarle a los operadores el paso a paso para ejecutar cualquier proceso, evitando que realicen acciones en un orden diferente al que la empresa desea. De esta manera, la compañía puede asegurarse de que todos los operadores ejecuten los procesos de la misma manera en todas sus instalaciones.

Si necesitas mas información sobre este tema Contáctanos