¿Cuál es la metodología adecuada que se debe seguir durante un proyecto?

Como Project Manager, existe una gran responsabilidad cuando se asigna un cliente y un proyecto. Hay muchos desafíos, situaciones desconocidas y riesgos que se deben gestionar. La planificación del proyecto, la participación de las partes interesadas y la gestión del equipo son algunas de las cosas importantes a tener en cuenta. En la mayoría de los proyectos, el tiempo y el costo se modifican constantemente; en ocasiones, un cronograma comprimido no es suficiente para cumplir con la fecha esperada y obtener más recursos tampoco ayuda a cumplirlo (no siempre una tarea se puede hacer más rápido agregando más recursos) o el costo del proyecto se reduce conservando el mismo alcance y fechas acordadas. La aplicación de diferentes técnicas de un método convencional no funciona en muchos casos. ¿Te sientes identificado?

No basta con aplicar una metodología convencional para gestionar un proyecto, se requiere tiempo para utilizar su experiencia e innovación, logrando así una mezcla o híbrido de metodologías para alcanzar lo que se requiere tales como Scrum, Waterfall, Kanban.

¿Qué necesitas entender para lograr una metodología híbrida?

Para trabajar con una metodología híbrida, es necesario validar:

  • El alcance del proyecto en sí (simplicidad o complejidad, considere cuál ofrece el mayor valor).
  • La cultura del cliente (¿agrega valor entregar antes del Sprint? ¿Todos comprenden el concepto de agilidad?).
  • La cultura interna (rigidez o flexibilidad de su entorno laboral, metas organizacionales).
  • Valores del equipo (¿el equipo se siente cómodo con la metodología?)

Cada proyecto es diferente, por lo que agregar una metodología híbrida será una solución a la medida.

¿Cómo implementar una metodología híbrida?

Algunos ejemplos de cómo hacer una mezcla o híbrido entre metodologías:

  • Dividir el alcance en áreas y después con el grupo de trabajo, dividir un área en un conjunto más pequeño de tareas (Sprint) para entregarlas antes de tiempo (validaciones rápidas con el cliente de manera previa al lanzamiento o entrega del producto final). Otras características se entregarán al final del proyecto.
  • Empezar a ejecutar el proyecto sin tener todo el plan aprobado.
  • Ejecutar los métodos tradicionales en el proyecto hasta cierta parte y luego utilizar una perspectiva ágil.
  • Utilizar un método tradicional para la planificación de alto nivel (estructura) y luego agregar elementos iterativos utilizando métodos ágiles para los detalles.

En nuestra experiencia seleccionar las mejores prácticas de diferentes metodologías, incorporar las técnicas adecuadas (considerando el proyecto) y tener una buena comunicación entre los miembros del equipo, puede ser un enfoque muy efectivo para ejecutar proyectos en un entorno cambiante. En consecuencia, lo que realmente importa es satisfacer las necesidades de los usuarios y ofrecer valor agregado a los clientes mediante un trabajo de calidad.

Si necesitas mas información sobre este tema Contáctanos